Espacio dedicado a la fotografía

Entradas etiquetadas como ‘articulo’

Desmontando la no-noticia de Kaosenlared. No hay jurisprudencia.


Hace unos días tuvimos noticia, por mediación de un artículo, de una sentencia que en principio parecía esperanzadora para todos los que practicamos la fotografía.
Dicho artículo afirmaba que una sentencia sentaba precedente legal en el sentido de permitir fotografiar a miembros de las fuerzas del orden.
Ya de entrada me sobresalté pensando “Es que la Ley ya permite fotografiar fuerzas del orden mientras desarrollan sus funciones”.

Esta fue la noticia: http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/35677-se-sienta-precedente-legal-de-que-cualquier-persona-puede-sacar-fotos-aunque-salgan-polic%C3%ADas.html

*Hay que explicar que hay unas ciertas excepciones legales, que se explicaron anteriormente en el enlace que pongo al final de este párrafo, y que ponen de manifiesto que si se pude fotografiar a fuerzas del orden pero con algunas singularidades:
https://fotografiaperfecta.wordpress.com/2010/01/07/articulo-guia-legal-para-fotografos-breve/

Pues bien, pasados unos días de esa noticia comienzan a surgir las dudas acerca de la certeza del artículo. Básicamente porque en un juzgado de instrucción no se puede sentar precedente legal (En Román paladín jurisprudencia), cosa que se afirmaba en el artículo de Kaosenlared.

La jurisprudencia se crea ante sentencias reiteradas del Tribunal Supremo o de tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas, pero jamás ante sentencias de juzgados de instrucción, como es el caso que nos ocupa.

La jurisprudencia se constituye a partir de dos Sentencias que interpreten una norma en igual sentido, emanadas del Tribunal Supremo (órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales) y, cuando se trata de ciertas materias de competencia limitada a la Comunidad Autónoma (por ejemplo, Derecho foral o especial), de los Tribunales Superiores de Justicia de la Comunidad Autónoma correspondiente.
http://es.wikipedia.org/wiki/Jurisprudencia

Por lo tanto, y en base a nuestro ordenamiento jurídico, el artículo sobre el cual estamos comentando no tiene ningún sentido.

Podremos discutir sobre si es lícito fotografiar/grabar a miembros de las fuerzas de seguridad mientras desarrollan su trabajo, pero lo que no podemos afirmar es que una resolución de un juzgado ordinario pueda sentar precedente, puesto que no es cierto.

La base legal para afirmar que cualquier ciudadano puede fotografiar a las fuerzas del orden la encontramos en la Ley Orgánica 1/1982 y concretamente en el artículo octavo:

————————————————————————————-
Uno. No se reputará, con carácter general, intromisiones ilegítimas las actuaciones autorizadas o acordadas por la Autoridad competente de acuerdo con la Ley, ni cuando predomine un interés histórico, científico o cultural relevante.

Dos. En particular, el derecho a la propia imagen no impedirá:

a. Su captación, reproducción o publicación por cualquier medio cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público.

b. La utilización de la caricatura de dichas personas, de acuerdo con el uso social.

c. La información gráfica sobre un suceso o acaecimiento público cuando la imagen de una persona determinada aparezca como meramente accesoria.

Las excepciones contempladas en los párrafos a) y b) no serán de aplicación respecto de las autoridades o personas que desempeñen funciones que por su naturaleza necesiten el anonimato de la persona que las ejerza.
————————————————————————————-

La Ley está clara. Podemos fotografiar a un cargo público, en este caso las fuerzas del orden, durante un acto público o en lugares abiertos al público y eso no depende de ningún juzgado ordinario ni de ningún tribunal.
Los hechos que acaban en los juzgados no suceden por la legalidad o no de las fotografías tomadas a las fuerzas del orden, que ya hemos visto que son legales, provienen del decomiso de las cámaras, detenciones arbitrarias a miembros de la prensa o de agresiones para evitar que los fotógrafos realicen su trabajo.

En definitiva y para finalizar.

El artículo en cuestión que estamos analizando (el de Kaosenlared) no se sustenta por ninguna parte. No hay Ley que impida la captación de imágenes en la vía pública, ni tan siquiera siendo protagonistas las fuerzas del orden.
Por tanto no se puede afirmar alegremente que hay jurisprudencia de algo que no es ilegal.

Vía: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=223021901161303&set=a.188692921260868.42615.188689764594517&type=1

Anuncios

Tutorial: Crear fotografías con “efecto mojado”


Hoy voy a explicar la forma de conseguir un efecto “mojado”  en los objetos o personas que fotografiemos.

En principio, este efecto nos resultará útil para fotografía publicitaria y artística, aunque también, dejando volar la imaginación, lo podremos usar de otras maneras. Por ejemplo, simulando el sudor si hacemos un primer plano de un cuerpo empapado por el calor o por un esfuerzo, o aparentando gotas de agua en una ventana.

Ahora pasaremos a explicar el material necesario para aplicar esta técnica.

Material

 Para realizar este efecto necesitaremos una serie de materiales. Unos son fáciles de encontrar y con otros es posible que tengamos algún tipo de dificultad. Ahora explicaré el por qué.

Glicerina:

Este producto es la base para realizar este efecto. La glicerina nos permitirá añadir una densidad mayor al agua, y facilitará que las gotas se mantengan fijadas en la superficie que queramos que aparente humedad.
Para obtenerla nos tendremos que dirigir a una farmacia a comprarla. Es posible que nos pongan trabas ya que es un producto que se ha catalogado como “susceptible de ser usado para la fabricación de bombas”. No daré más pistas por si acaso.

Comentándole al farmacéutico el uso que le vamos a dar no debería haber problemas para obtenerla.

Adhesivo en spray:

Con el adhesivo impregnaremos el objeto a fotografiar, con el fin de conseguir una fina película que fije las gotas de agua/glicerina.
Este producto lo podremos comprar en cualquier librería o tienda de manualides.

Pulverizador:

Con el pulverizador, una vez rellenado con el líquido, conseguiremos crear las gotas que lanzaremos contra el objeto a fotografiar. Un pulverizador lo podemos obtener de forma muy sencilla. O bien lo compramos en cualquier tienda, o simplemente reutilizamos algún pulverizador vacío que tengamos por casa.

Aceite:

Lo usaremos, sobre todo si el objeto a fotografiar es una botella de cristal, para obtener un fondo más homogéneo, y para crear un aspecto final de color dorado.

Reflectores metálicos: Nos servirán para rebotar la luz desde la parte posterior del objeto. En este caso, también será por si fotografiamos una botella de cristal, y pretendemos hacer rebotar la luz desde atrás y que quede el líquido del interior de la botella iluminado.

Pasos a seguir

Para este tutorial tomaremos como ejemplo el truco aplicado a una botella de cristal. Seguidamente veremos los pasos a seguir.

-Aplicar el adhesivo en spray:

Podemos ver en la fotografía como la apariencia de la botella, con el adhesivo, se transforma. Adquiere un aspecto como recién sacada del congelador.

-Aplicar el aceite:

Aplicaremos, con un pincel, una fina capa de aceite. Así, como ya comenté antes, se le añade un ligero tono dorado al acabado superficial de la botella.
En la foto podemos ver a la izquierda el aspecto con adhesivo y a la derecha con el aceite aplicado.

-Pulverizar con la glicerina:

En este momento es cuando aplicamos el agua mezclada con la glicerina. Vemos que gracias a la glicerina, las gotas de agua se mantienen perfectamente adheridas a la botella y no se aprecian gotas deslizándose. La proporción que usemos entre agua-glicerina variará según nuestras necesidades. Desde una proporción 25% de glicerina-75% de agua, a otra de 50%-50%. Sobre la marcha veremos el acabado, y decidiremos si la mezcla ha sido correcta.

*Disculpad la calidad de las fotografías usadas para el tutorial. Lo he realizado un poco a contrarreloj y no he tenido tiempo de hacerlas con más detenimiento.

Cabe destacar que el uso del spray adhesivo no siempre será utilizado. Todo dependerá del tipo de fotografía que queramos hacer. Huelga decir que si lo usamos para simular sudor no lo usaremos contra el modelo, ya que no es recomendable lanzar “pegamento” contra la piel.
Ni tampoco con todas las flores puesto que dependerá de la textura que tengan los pétalos. En el caso que éstos sean aterciopelados no es necesario, puesto que la propia textura ayuda para que las gotas se mantengan fijadas. Si no es así, basta con aumentar la proporción de glicerina en la mezcla para hacerla más densa.

Ahora para finalizar os enseñaré tres fotografías para ver tal y como quedan con este efecto. Las dos primeras son meros ejemplos ilustrativos y la tercera, y última, es la que he realizado realmente de forma profesional y que publiqué para el día de Sant Jordi en mi espacio de Flickr.

http://www.flickr.com/photos/el-fotografo/5644749378/

Cargando imagen

Haz clic en cualquier sitio para cancelar

La imagen no está disponible

Tutorial: Fotografiar humo


Hoy vamos a explicar la forma más adecuada de fotografiar humo. Especificaremos el material necesario y la colocación de la luz, la cámara y la fuente de humo para conseguir el resultado deseado.

Con toda seguridad, los materiales precisos los podremos encontrar sin dificultades en nuestro propio hogar.

Con este tutorial veremos lo sencillo que es obtener fotografías impresionantes y asombrosas con poco esfuerzo.

Comencemos.

Materiales necesarios.

-Un trípode.

-Un fondo negro.

-Un flash externo, o una fuente de luz fuerte.

-Barritas de incienso, cerillas o cigarros.

-Un disparador remoto.

¿Cómo conseguir el humo?

Para producir el humo suelo usar cigarros o barritas de incienso. Personalmente prefiero las barritas de incienso, puesto que me permite encender varias al mismo tiempo, y así conseguir varias fuentes de humo simultaneas.

Habrá momentos en que el humo subirá de forma regular en un solo hilo, para esto tenemos el pequeño recurso de soplar sobre la barrita de incienso para provocar su división.

Si estamos durante mucho tiempo fotografiando, la habitación donde estemos corre el peligro de llenarse de humo, así que es aconsejable ir parando de vez en cuando, para airearla y así sanear el ambiente.

Iluminación

Para iluminar el humo tenemos dos opciones. O iluminamos la escena con una fuente de luz externa (de forma lateral respecto a la cámara), o usamos un flash externo (preferiblemente con cable sincro o trigger).

Lo idoneo es colocar la fuente de luz de forma lateral y directamente hacia la zona donde hemos ubicado la fuente de humo.

Fondo

Aquí es necesario colocar un fondo completamente negro. Lo recomendable es usar algún tipo de tela negra, ya que así los posibles reflejos y destellos se verán absorbidos.

También podríamos usar una cartulina negra, pero corremos el peligro que los destellos del flash aparezcan, y obtengamos fotos con distintos niveles de iluminación.

Esquema

Este sería el esquema aproximado que quedaría al montar todos los objetos necesarios para efectuar la fotografía del humo.

Parámetros de la Cámara fotográfica

-Enfoque

Para este tipo de fotografías deberemos usar el enfoque manual. Evidentemente al ser un objeto en movimiento, el enfoque automático se nos volvería loco intentando captar el humo.

Un truco bastante útil es el de poner un objeto, como por ejemplo un lápiz, justo en la zona por donde sube el humo y enfocarlo en automático. Una vez enfocado, pasar a enfoque manual para así fijar la zona por donde tendremos el humo.

-ISO

Por norma general pondremos la ISO más baja posible, así evitaremos el molesto ruido si usamos una ISO alta, y además, al estar usando trípode y disparador remoto, no tendremos que preocuparnos por la trepidación.

-Apertura

Usaremos una apertura de diafragma lo más cerrada posible.
Pensemos que estamos trabajando con luz externa (flash o un foco) y no tendremos problemas de iluminación.
Además, el hecho de trabajar con el diafragma cerrado nos aumentará la profundidad de campo y nos permitirá solventar el problema de un objeto, como el humo, cuya trayectoria nos resulta imprevisible.

La apertura que usemos será en función al tiempo que expongamos la toma y a la distancia que estemos trabajando respecto al humo.
Personalmente prefiero trabajar con teleobjetivo, ya que desenfoca perfectamente el fondo y separa muy bien el humo respecto a la parte posterior de la escena.

—> Ahora, ya con todo montado, nos podemos disponer a fotografiar cuantas veces queramos hasta lograr el resultado deseado. Podemos jugar con el humo de la forma que nos apetezca. Poner varias barritas de incienso, soplar para provocar diferentes formas del humo al salir de las barritas, etc.

Ajustes

Es recomendable trabajar en modo RAW mejor que con JPG. Esto nos permitirá un mejor control posterior de los niveles.

Dependiendo del acabado final de nuestras fotografías, podemos tocar la exposición, contraste o enfoque.
Aquí no doy muchos datos porque cada foto es un mundo, y dependiendo de los parámetros que ajustéis en vuestras cámaras, así necesitará ser retocada para darle el acabado deseado.

Colorear el humo

Si al final queremos darle un último toque creativo a nuestras fotografías, podemos usar nuestros editores para retocar o virar los colores de la escena.

En mi caso, suelo usar Photoshop para finalizar la edición de mis fotografías.

Podemos usar múltiples acabados. Desde invertir la escena y dejar el fondo blanco, a colorear por zonas.

Si queremos invertir los colores de la fotografía, debemos (en Photoshop) seguir esta ruta Imagen>Ajustes>Invertir

Si queremos colorear por zonas, debemos ir creando capas y coloreándolas con el pincel según nuestros gustos personales.

También podemos jugar con la función tono/saturación para conseguir diferentes acabados.

Y ya está por ahora.

Tan solo me queda dejar unas fotografías como ejemplo de qué podemos conseguir con este tutorial.

Derechos de autor. El timo de los concursos fotográficos (II)


Hoy vamos a profundizar en el tema del que, hace aproximadamente tres semanas, hablamos en este artículo. Concretamente, expusimos el problema de las claúsulas abusivas que algunas empresas usan en sus concursos fotográficos on-line, con el fin de  apropiarse de los derechos de nuestras fotografías.

En este caso, más que tratar de los concursos fotográficos, vamos a tratar el tema de las páginas web que usan condiciones claramente ilegales y abusivas en sus reglas para alojar nuestros archivos y documentos (evidentemente nos centraremos en la subida de imágenes).

El hecho que me ha empujado a volver a tratar este tema ha sido el encuentro casual con esta página http://www.flickr.com/groups/revistanatgeo/rules/
Tendría escasa importancia si simplemente fuera un grupo de los miles que hay en Flickr, pero la relevancia surge al ser el grupo de la revista NatGeo en España.

Navegaba por la página principal de National Geographic en español, cuando reparé que en el lado derecho había un pequeño apartado llamado Foto del lector. Un apartado que invitaba a entrar con la excusa de tener la posibilidad de enviar fotografías, y que éstas pudieran ser publicadas en la revista oficial de National Geographic.
Un caramelo apetitoso para cualquier aficionado a la fotografía.

Al entrar y leer con detenimiento las condiciones exigidas es cuando saltó la sorpresa.
Sobre todo respecto al fragmento siguiente:

Asimismo se le concede a la Sociedad National Geographic y sus subsidiarios y licencias (NGS) una licencia perpetua, internacional y sin regalías para exhibir, distribuir y reproducir la fotografía —entera o parte de ella— en cualquier medio existente o desarrollado posteriormente con propósitos editoriales, sin ninguna participación ni revisión subsiguiente.

Quien aceptara de buena fe integrarse en el grupo, para subir sus fotografías, y no leyera con detenimiento el texto completo, se encontraría que ha “regalado” su trabajo de forma gratuita.

¿Es ético? No
¿Es legal? Tampoco.

Recordemos que los derechos morales son irrenunciables. Como fotógrafos, nos han de respetar la autoría; y eso supone que nuestro nombre o seudónimo ha de aparecer unida a nuestra obra, además de ser los únicos con la potestad de efectuar modificaciones en ellas.
Como hemos visto, en el fragmento de las condiciones que exige Natural Geographic para unirse a su grupo en Flickr, renunciamos completamente a nuestros derechos sobre nuestras obras.
¿Vale la pena “donar” nuestro trabajo por la ilusión de ver nuestras fotos expuestas?
Mi respuesta es conocida. Un rotundo NO.

Pero no acaba ahí el problema.
No solo vemos como se apropian de nuestras fotografías en concursos o grupos de Flickr, lo asombroso es que también lo pueden hacer desde foros y redes sociales.

Cuando descubrí la maniobra de National Geographic para quedarse con nuestras fotos, me decidí a indagar para buscar más webs que usaran las mismas prácticas, y encontré algunas otras.

En los foros de Warner Bros TV (división latinoamericana), por ejemplo, se apropian directamente de cualquier tipo de archivos que se suban a sus foros y blogs, fotos incluidas, evidentemente.
Esto nos encontramos:

Tal como se especifica en las Condiciones de Uso del Sitio, Usted le otorga a WBTV, sus compañías matrices, subsidiarias, afiliadas y licenciatarios, el derecho de usar y una licencia sin regalías, perpetua, no-exclusiva, para utilizar, copiar, reproducir, mostrar, exhibir, adaptar, modificar, distribuir y promover el Material de Usuario de Usted mundialmente, a través de cualquier medio o forma de comunicación y para cualquier propósito.

En definitiva, perdemos cualquier tipo de fotografía o imagen que subamos al foro, o a uno de sus blogs.

En el caso de no darnos cuenta a tiempo, e intentar defender nuestros derechos, nos veríamos abocados a un laberinto legal. Estaríamos intentando recuperar unos derechos, que la Ley española contempla, pero que en Internet se difuminan peligrosamente.

Por lo tanto, lo aconsejable es leer con detenimiento cualquier servicio al que nos suscribamos. Leer la letra pequeña nos puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza.

Por último, podría haber puesto innumerables ejemplos más, ya que el número de portales, páginas y foros que usan estas prácticas son muchos. Facebook, Tuenti, NBA, Intel, etc.

Haced la prueba. Poned en Google estos términos de búsqueda “licencia perpetua, internacional y sin regalías“.
Os sorprenderá ver las páginas que usan estas argucias para robar nuestras creaciones.


Derechos de autor. El timo de los concursos fotográficos (I).


Día a día estamos comprobando como los concursos fotográficos van proliferando por la red. La gran mayoría consiguen apropiarse de nuestro trabajo de forma gratuita, y así conseguir un banco de imágenes sin invertir un solo euro. Las preguntas son ¿Pueden hacerlo? ¿Es lícita la cesión de nuestros derechos?

Respondamos a las dos preguntas de una forma concisa.
Si, si pueden hacerlo, de hecho lo están haciendo a diario, pero esto no significa que sea lícito.

Ahora pasemos a explicar la razón para que consideremos que ceder nuestros derechos en dichos concursos no es legal en muchos casos.

Derechos morales vs. Derechos de explotación

Como ya comentamos en otro artículo, los derechos morales son irrenunciables e inalienables. Esto marca una línea bastante clara que con frecuencia es traspasada en las bases de los concursos fotográficos.
Si leemos la Ley de Propiedad Intelectual en su artículo 14, observamos como expone con claridad que el autor tiene una serie de derechos que jamás puede ceder o perder.
El autor de una fotografía presentada a concurso, siempre tiene el derecho de hacer que se reconozca su condición de autor de la obra. Esto incluye decidir si quiere que su fotografía le sea vinculada, mediante su nombre, seudónimo o de forma anónima.
Este derecho muchas veces se ve vulnerado en las bases del concurso y el participante comprueba como su fotografía es usada en diversos medios sin que se exhiba su autoría.

Otro de los derechos que se suelen vulnerar es el concerniente a la integridad de la obra.
Este derecho frecuentemente no es respetado y la entidad titular del concurso, modifica y altera la obra sin el consentimiento del autor.

En cuanto a los derechos de explotación, habría que puntualizar y matizar bastante.

Ceder los derechos de explotación si que es legal, pero con las cláusulas abusivas que imponen en las bases de los concursos, cuando menos es cuestionable su componente ético. No parece de recibo que el simple hecho de presentar una fotografía a concurso, permita que una entidad se arrogue absolutamente todos los derechos de explotación de esa obra, y que el participante no reciba ningún tipo de compensación monetaria.
Ya no hablamos durante un cierto periodo de tiempo; el problema es que se apropian de los derechos de explotación durante tiempo indefinido y para todo el globo terrestre (no nos sorprenda que alguna vez veamos una cláusula para todo el Universo).

Conclusiones

Sería aconsejable que todos aquellos que alguna vez han pensado en presentar algunas de sus fotografías a concurso, se lo pensaran mucho y que leyeran con atención todas aquellas cláusulas que se les presentan en las bases.

Sin saberlo, se está creando un banco fotográfico gratuito para empresas sin escrúpulos, ya que por premios ridículos, consiguen hacerse con una inmensa base de archivos fotográficos.

Éstas, no solo están aprovechándose de la ilusión de muchos fotógrafos aficionados, sino que además se están creando gratis un archivo enorme que pueden usar sin pagar ningún tipo de derechos, ni recompensar a sus anteriores propietarios.
Sin olvidar tampoco los daños colaterales de estos comportamientos.
El principal es que los fotógrafos profesionales ven como pierden trabajos al usar las obras de no profesionales sin ningún tipo de remuneración.
El hecho de no leer con cuidado las bases, solo fomenta que nos roben nuestras obras y a los profesionales su trabajo.

De nosotros depende el seguir participando de este abuso.

*Artículo de Maria Rosa Vila que habla también al respecto, y que es necesario leer para aportar luz a este tema http://enfocant.blogspot.com/2010/10/drets-dautor-laspecte-mes-important.html

Artículo: Propiedad Intelectual en fotografía y los derechos de autor.


1-Introducción

Seguro que en un momento u otro nos hemos planteado los derechos que tenemos sobre las fotografías que realizamos y cómo la Ley de Propiedad Intelectual (Desde ahora LPI) resguarda a estos derechos. Pues bien, en este artículo se pretenderá dar una explicación pormenorizada sobre como regula la propiedad intelectual a nuestras fotografías y los derechos que tenemos sobre éllas.

Comencemos explicando que nuestras fotografías son creaciones intelectuales, y como tales, están sujetas a unos derechos.
Para ser definidas como creaciones debemos partir de la base de que nuestras fotos han de tener originalidad y tener una distinción artística.
Para entender esto, debemos acudir al artículo 1 de la LPI que reza así: La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación.

Para tener aún más claros nuestros derechos, debemos acudir a la LPI dónde el artículo 10.1 nos dice: Son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro….
Y en el apartado h cuando desglosa a qué tipo de obras se refiere, añade el punto que nos interesa:
Las obras fotográficas y las expresadas por procedimiento análogo a la fotografía.

2-¿Obras fotográficas o meras fotografías?

Aquí deberíamos hacer una distinción, ya que no todas las fotografías son obras fotográficas. El artículo 128 de la LPI diferencia entre obras fotográficas y meras fotografías.
En este último caso, sin perjuicio de los derechos sobre estas fotografías que tuviéramos, se entienden como meras fotografías las que carecen de cualquier viso creativo o intelectual.

3-Originalidad de nuestras fotografías

¿Cómo distinguimos más claramente entre obras fotográficas y meras fotografías?
Para establecer si hay obra fotográfica o mera fotografía deberíamos estudiar más atentamente el nacimiento de dicho trabajo.
Hemos de suponer que para considerar a una fotografía como obra fotográfica, la deberíamos valorar como un trabajo complejo, en el que intervienen la creatividad, habilidad, destreza y conocimientos en materia fotográfica del propio fotógrafo.
También que el fotógrafo dé un paso al frente y pretenda crear una obra que vaya más allá de la mera reproducción de un acontecimiento, acto o escena. Sin ese propósito no sería suficiente para considerarla obra fotográfica.
Nos son indiferentes las motivaciones de dicha fotografía, el destino pensado, su valor económico o  su simbolismo. Lo realmente importante, y que nos permitirá distinguir entre obra fotográfica y mera fotografía, es la voluntad inequívoca del autor en crear una obra artística.

Esta es un empresa subjetiva, lo sabemos, pero es la única manera que tenemos de diferenciarlas.

4-Derechos sobre nuestras fotografías

Pasemos a estudiar cuáles son los derechos que le corresponden al autor de una obra fotográfica.
Debemos apuntar que estos derechos no son los mismos para las meras fotografías.
De los derechos que corresponden a las obras fotográficas tan sólo tres son reconocidos a las meras fotografías.
Estos derechos están explicados en el artículo 128 de la LPI. Nos estamos refiriendo a los derechos de reproducción, distribución y comunicación pública.
También debemos añadir que: –Este derecho tendrá una duración de veinticinco años computados desde el día 1 de enero del año siguiente a la fecha de realización de la fotografía o reproducción.
No así como a las obras fotográficas, donde el artículo 26 de la LPI, nos dice: Los derechos de explotación de la obra durarán toda la vida del autor y setenta años después de su muerte o declaración de fallecimiento.

5-Derechos del autor de la obra fotográfica

Los principales derechos del autor de la obra fotográfica se podrían dividir en dos, que a continuación pasaremos a desglosar y explicar.

5.1-Los derechos de explotación

La LPI da al autor, en este caso al fotógrafo, el derecho económico en exclusiva sobre su fotografía, atribuyéndole cualquier derecho de explotación, de tal forma que nadie sin su autorización puede lucrarse de su obra.
El fotógrafo, como apunta el artículo 2 de la LPI,  tiene el derecho exclusivo a la explotación de su obra, sin más limitaciones que las establecidas en la Ley. Ya que la propiedad intelectual está integrada por derechos de carácter personal y patrimonial, que atribuyen al autor la plena disposición de su obra.

El método habitual de explotar económicamente las fotografías se podría dividir en dos: Reproducción y distribución.

La reproducción

Entenderíamos como reproducción la obtención de copias de nuestra obra. Debemos distinguir entre copia con ánimo de lucro y copia privada, ya que, esta última, al estar exenta de intención de beneficiarse económicamente, no sería de ningún modo ilegal.
También debemos tener claro que, cuando hablamos de copia, nos referimos a copia total, parcial o de parte de nuestra fotografía.

La distribución

La forma más frecuente de distribución sería la venta y puede referirse tanto al original como a las copias.

5.2-Los derechos morales

Los derechos morales los podemos encontrar en el artículo 14 de la LPI. Cabe destacar que estos derechos son irrenunciables e inalienables.

Este artículo de la LPI expresa claramente el derecho del autor a decidir la forma en que se ha de divulgar su obra, determinar si tal divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo o signo, o anónimamente, exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra y exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación.

Estos serían los principales derechos morales, entre otros, que el artículo 14 recoge en su texto.

Pero además, si desarrollamos un poco el punto 3 de dicho artículo, entendemos que en toda obra fotográfica ha de aparecer claramente la autoría de dicha obra.

También es necesario destacar el derecho de impedir que nadie, bajo ningún concepto, altere ni modifique nuestras obras.
Y, sobre todo, que estos derechos perduran durante toda la vida del autor y setenta años después de su fallecimiento.

6-Derechos sobre la mera fotografía

Como apuntábamos antes, debemos distinguir entre obra fotográfica y mera fotografía.
También señalamos que los derechos que protegen a la mera fotografía están más delimitados y restringidos.

Estas restricciones a los derechos de las meras fotografías se limitan a tres.

-Reproducción

-Distribución

-Comunicación pública

Estos derechos aparecen reflejados en los artículos 18, 19 y 20 de la LPI. Por lo tanto, ni tienen derechos morales, ni derecho de transformación (art. 21), ni tampoco cualquier otra forma distinta de explotación.

7-Duración de los derechos

Como, también, comentábamos antes, la duración de los derechos de explotación de las obras fotográficas rigen durante toda la vida del autor y 70 años después de su fallecimiento (art.26).

8-Limitaciones a esos derechos

A pesar de que hasta ahora habíamos conocido los derechos que todo fotógrafo posee, también hemos de recalcar que existen unos límites que están bien definidos.
Si analizamos el artículo 31.2 de la LPI podemos leer como expone: No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa.
Todo esto sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el artículo 25. Dicho artículo nos informa de la obligación de compensar de forma justa al creador de la obra fotográfica.

Otra de las limitaciones a los derechos de los fotógrafos son los derechos a la propia imagen (a la imagen de la persona fotografiada).
Pero para no extenderme en este tema, podéis pasar por esta otra entrada donde se explica con suficiente profundidad. https://fotografiaperfecta.wordpress.com/2010/01/07/articulo-guia-legal-para-fotografos-breve/


Y para finalizar, y abundando en uno de los anteriores artículos, y que también podréis ver aquí https://fotografiaperfecta.wordpress.com/2009/11/30/articulo-%C2%BFpuedo-hacer-esa-fotografia/ , otra de las limitaciones que nos podemos encontrar es en el uso posterior de las fotografías.

Se puede efectuar cualquier tipo de fotografía de obras situadas en parques, calles o vía pública, incluso museos, pero siempre con el límite de no tener afán de lucro ni intención de beneficio económico posterior.

Fuente: http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rdleg1-1996.html

Citas célebres de fotógrafos


Citas célebres de fotógrafos.

Robert Capa

-“Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es por que no estás lo suficientemente cerca.”

Imogen Cunningham

-“¿Cuál de mis fotos es mi fotografía preferida? Una que voy a hacer mañana.”

Emmet Gowin

-“La fotografía es una herramienta para tratar con cosas que todos conocen pero que nadie presta atención. Mis fotografías se proponen representar algo que ustedes no ven.”

Henri Cartier-Bresson

-“Tus primeras 10.000 fotografías serán tus peores fotografías.”

-“Para mi, la fotografía es el reconocimiento simultáneo, en una fracción de segundo, de la importancia de un acontemiento, así como una precisa organización de las formas que da a ese acontecimiento su expresión apropiada.”

-“El fotógrafo no puede ser un espectador pasivo, no puede ser realmente lúcido si no está implicado en el acontecimiento.”

-“La fotografía es para mí el impulso espontáneo de una atención visual perpetua, que capta el instante y su eternidad. El dibujo, por su grafología, elabora lo que nuestra conciencia ha captado en ese instante. La foto es una acción inmediata, el dibujo, una meditación.”

Ansel Adams

-“No tomas una fotografía. La haces.”

-“Tener doce fotografías buenas en un año es una muy buena recolecta.”

-“Hay dos personas en cada fotografía: el fotógrafo y el espectador.”

-“El componente más importante de una cámara son los 30 cm tras ella.”

Garry Winogrand

-“Si veía algo a través de mi visor que me resultaba familiar, hacía algo para cambiarlo.”

Elliott Erwitt

-“No pasa nada mientras estás sentado en casa. Siempre que puedo me gusta llevar una cámara conmigo a todos los lados……así puedo disparar a lo que me interesa en el momento preciso.”

William Albert Allard

-“Tienes que pedirte más a ti mismo. Tienes que empezar a buscar fotografías que nadie más pueda hacer. Tienes que coger tus herramientas e ir más allá.”

Peter Lindbergh

-“Se atrevido, se diferente, se poco práctico, se cualquier cosa que asegure tu objetivo y tu visión imaginativa frente a los jugadores seguros, las criaturas comunes, los esclavos de lo ordinario.”

Alfred Eisenstaedt

-“Lo más importante no es la cámara, sino el ojo.”

Ernst Hass

-“Sólo estás tú y tu cámara. Los límites en tu fotografía están en tí mismo, ya que lo que vemos es lo que somos.”

Arnold Newman

-“Muchos fotógrafos piensan que si compran una cámara mejor serán capaces de hacer mejores fotos. Una cámara mejor no hará nada por ti si no hay nada en tu cabeza o en tu corazón.”

David Lachapelle

-“La gente dice que las fotos no mienten, las mías lo hacen.”

Berenice Abbott

-“La fotografía sólo puede representar el presente. Una vez fotografiados, el sujeto se convierte en parte del pasado.”

-“La fotografía ayuda a la gente a ser vista.”

Diane Arbus

-“La fotografia es un secreto de un secreto. Cuanto mas te dice, menos sabes“

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: