Espacio dedicado a la fotografía

Entradas etiquetadas como ‘derechos’

Desmontando la no-noticia de Kaosenlared. No hay jurisprudencia.


Hace unos días tuvimos noticia, por mediación de un artículo, de una sentencia que en principio parecía esperanzadora para todos los que practicamos la fotografía.
Dicho artículo afirmaba que una sentencia sentaba precedente legal en el sentido de permitir fotografiar a miembros de las fuerzas del orden.
Ya de entrada me sobresalté pensando “Es que la Ley ya permite fotografiar fuerzas del orden mientras desarrollan sus funciones”.

Esta fue la noticia: http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/35677-se-sienta-precedente-legal-de-que-cualquier-persona-puede-sacar-fotos-aunque-salgan-polic%C3%ADas.html

*Hay que explicar que hay unas ciertas excepciones legales, que se explicaron anteriormente en el enlace que pongo al final de este párrafo, y que ponen de manifiesto que si se pude fotografiar a fuerzas del orden pero con algunas singularidades:
https://fotografiaperfecta.wordpress.com/2010/01/07/articulo-guia-legal-para-fotografos-breve/

Pues bien, pasados unos días de esa noticia comienzan a surgir las dudas acerca de la certeza del artículo. Básicamente porque en un juzgado de instrucción no se puede sentar precedente legal (En Román paladín jurisprudencia), cosa que se afirmaba en el artículo de Kaosenlared.

La jurisprudencia se crea ante sentencias reiteradas del Tribunal Supremo o de tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas, pero jamás ante sentencias de juzgados de instrucción, como es el caso que nos ocupa.

La jurisprudencia se constituye a partir de dos Sentencias que interpreten una norma en igual sentido, emanadas del Tribunal Supremo (órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales) y, cuando se trata de ciertas materias de competencia limitada a la Comunidad Autónoma (por ejemplo, Derecho foral o especial), de los Tribunales Superiores de Justicia de la Comunidad Autónoma correspondiente.
http://es.wikipedia.org/wiki/Jurisprudencia

Por lo tanto, y en base a nuestro ordenamiento jurídico, el artículo sobre el cual estamos comentando no tiene ningún sentido.

Podremos discutir sobre si es lícito fotografiar/grabar a miembros de las fuerzas de seguridad mientras desarrollan su trabajo, pero lo que no podemos afirmar es que una resolución de un juzgado ordinario pueda sentar precedente, puesto que no es cierto.

La base legal para afirmar que cualquier ciudadano puede fotografiar a las fuerzas del orden la encontramos en la Ley Orgánica 1/1982 y concretamente en el artículo octavo:

————————————————————————————-
Uno. No se reputará, con carácter general, intromisiones ilegítimas las actuaciones autorizadas o acordadas por la Autoridad competente de acuerdo con la Ley, ni cuando predomine un interés histórico, científico o cultural relevante.

Dos. En particular, el derecho a la propia imagen no impedirá:

a. Su captación, reproducción o publicación por cualquier medio cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público.

b. La utilización de la caricatura de dichas personas, de acuerdo con el uso social.

c. La información gráfica sobre un suceso o acaecimiento público cuando la imagen de una persona determinada aparezca como meramente accesoria.

Las excepciones contempladas en los párrafos a) y b) no serán de aplicación respecto de las autoridades o personas que desempeñen funciones que por su naturaleza necesiten el anonimato de la persona que las ejerza.
————————————————————————————-

La Ley está clara. Podemos fotografiar a un cargo público, en este caso las fuerzas del orden, durante un acto público o en lugares abiertos al público y eso no depende de ningún juzgado ordinario ni de ningún tribunal.
Los hechos que acaban en los juzgados no suceden por la legalidad o no de las fotografías tomadas a las fuerzas del orden, que ya hemos visto que son legales, provienen del decomiso de las cámaras, detenciones arbitrarias a miembros de la prensa o de agresiones para evitar que los fotógrafos realicen su trabajo.

En definitiva y para finalizar.

El artículo en cuestión que estamos analizando (el de Kaosenlared) no se sustenta por ninguna parte. No hay Ley que impida la captación de imágenes en la vía pública, ni tan siquiera siendo protagonistas las fuerzas del orden.
Por tanto no se puede afirmar alegremente que hay jurisprudencia de algo que no es ilegal.

Vía: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=223021901161303&set=a.188692921260868.42615.188689764594517&type=1

Derechos de autor. El timo de los concursos fotográficos (II)


Hoy vamos a profundizar en el tema del que, hace aproximadamente tres semanas, hablamos en este artículo. Concretamente, expusimos el problema de las claúsulas abusivas que algunas empresas usan en sus concursos fotográficos on-line, con el fin de  apropiarse de los derechos de nuestras fotografías.

En este caso, más que tratar de los concursos fotográficos, vamos a tratar el tema de las páginas web que usan condiciones claramente ilegales y abusivas en sus reglas para alojar nuestros archivos y documentos (evidentemente nos centraremos en la subida de imágenes).

El hecho que me ha empujado a volver a tratar este tema ha sido el encuentro casual con esta página http://www.flickr.com/groups/revistanatgeo/rules/
Tendría escasa importancia si simplemente fuera un grupo de los miles que hay en Flickr, pero la relevancia surge al ser el grupo de la revista NatGeo en España.

Navegaba por la página principal de National Geographic en español, cuando reparé que en el lado derecho había un pequeño apartado llamado Foto del lector. Un apartado que invitaba a entrar con la excusa de tener la posibilidad de enviar fotografías, y que éstas pudieran ser publicadas en la revista oficial de National Geographic.
Un caramelo apetitoso para cualquier aficionado a la fotografía.

Al entrar y leer con detenimiento las condiciones exigidas es cuando saltó la sorpresa.
Sobre todo respecto al fragmento siguiente:

Asimismo se le concede a la Sociedad National Geographic y sus subsidiarios y licencias (NGS) una licencia perpetua, internacional y sin regalías para exhibir, distribuir y reproducir la fotografía —entera o parte de ella— en cualquier medio existente o desarrollado posteriormente con propósitos editoriales, sin ninguna participación ni revisión subsiguiente.

Quien aceptara de buena fe integrarse en el grupo, para subir sus fotografías, y no leyera con detenimiento el texto completo, se encontraría que ha “regalado” su trabajo de forma gratuita.

¿Es ético? No
¿Es legal? Tampoco.

Recordemos que los derechos morales son irrenunciables. Como fotógrafos, nos han de respetar la autoría; y eso supone que nuestro nombre o seudónimo ha de aparecer unida a nuestra obra, además de ser los únicos con la potestad de efectuar modificaciones en ellas.
Como hemos visto, en el fragmento de las condiciones que exige Natural Geographic para unirse a su grupo en Flickr, renunciamos completamente a nuestros derechos sobre nuestras obras.
¿Vale la pena “donar” nuestro trabajo por la ilusión de ver nuestras fotos expuestas?
Mi respuesta es conocida. Un rotundo NO.

Pero no acaba ahí el problema.
No solo vemos como se apropian de nuestras fotografías en concursos o grupos de Flickr, lo asombroso es que también lo pueden hacer desde foros y redes sociales.

Cuando descubrí la maniobra de National Geographic para quedarse con nuestras fotos, me decidí a indagar para buscar más webs que usaran las mismas prácticas, y encontré algunas otras.

En los foros de Warner Bros TV (división latinoamericana), por ejemplo, se apropian directamente de cualquier tipo de archivos que se suban a sus foros y blogs, fotos incluidas, evidentemente.
Esto nos encontramos:

Tal como se especifica en las Condiciones de Uso del Sitio, Usted le otorga a WBTV, sus compañías matrices, subsidiarias, afiliadas y licenciatarios, el derecho de usar y una licencia sin regalías, perpetua, no-exclusiva, para utilizar, copiar, reproducir, mostrar, exhibir, adaptar, modificar, distribuir y promover el Material de Usuario de Usted mundialmente, a través de cualquier medio o forma de comunicación y para cualquier propósito.

En definitiva, perdemos cualquier tipo de fotografía o imagen que subamos al foro, o a uno de sus blogs.

En el caso de no darnos cuenta a tiempo, e intentar defender nuestros derechos, nos veríamos abocados a un laberinto legal. Estaríamos intentando recuperar unos derechos, que la Ley española contempla, pero que en Internet se difuminan peligrosamente.

Por lo tanto, lo aconsejable es leer con detenimiento cualquier servicio al que nos suscribamos. Leer la letra pequeña nos puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza.

Por último, podría haber puesto innumerables ejemplos más, ya que el número de portales, páginas y foros que usan estas prácticas son muchos. Facebook, Tuenti, NBA, Intel, etc.

Haced la prueba. Poned en Google estos términos de búsqueda “licencia perpetua, internacional y sin regalías“.
Os sorprenderá ver las páginas que usan estas argucias para robar nuestras creaciones.


Derechos de autor. El timo de los concursos fotográficos (I).


Día a día estamos comprobando como los concursos fotográficos van proliferando por la red. La gran mayoría consiguen apropiarse de nuestro trabajo de forma gratuita, y así conseguir un banco de imágenes sin invertir un solo euro. Las preguntas son ¿Pueden hacerlo? ¿Es lícita la cesión de nuestros derechos?

Respondamos a las dos preguntas de una forma concisa.
Si, si pueden hacerlo, de hecho lo están haciendo a diario, pero esto no significa que sea lícito.

Ahora pasemos a explicar la razón para que consideremos que ceder nuestros derechos en dichos concursos no es legal en muchos casos.

Derechos morales vs. Derechos de explotación

Como ya comentamos en otro artículo, los derechos morales son irrenunciables e inalienables. Esto marca una línea bastante clara que con frecuencia es traspasada en las bases de los concursos fotográficos.
Si leemos la Ley de Propiedad Intelectual en su artículo 14, observamos como expone con claridad que el autor tiene una serie de derechos que jamás puede ceder o perder.
El autor de una fotografía presentada a concurso, siempre tiene el derecho de hacer que se reconozca su condición de autor de la obra. Esto incluye decidir si quiere que su fotografía le sea vinculada, mediante su nombre, seudónimo o de forma anónima.
Este derecho muchas veces se ve vulnerado en las bases del concurso y el participante comprueba como su fotografía es usada en diversos medios sin que se exhiba su autoría.

Otro de los derechos que se suelen vulnerar es el concerniente a la integridad de la obra.
Este derecho frecuentemente no es respetado y la entidad titular del concurso, modifica y altera la obra sin el consentimiento del autor.

En cuanto a los derechos de explotación, habría que puntualizar y matizar bastante.

Ceder los derechos de explotación si que es legal, pero con las cláusulas abusivas que imponen en las bases de los concursos, cuando menos es cuestionable su componente ético. No parece de recibo que el simple hecho de presentar una fotografía a concurso, permita que una entidad se arrogue absolutamente todos los derechos de explotación de esa obra, y que el participante no reciba ningún tipo de compensación monetaria.
Ya no hablamos durante un cierto periodo de tiempo; el problema es que se apropian de los derechos de explotación durante tiempo indefinido y para todo el globo terrestre (no nos sorprenda que alguna vez veamos una cláusula para todo el Universo).

Conclusiones

Sería aconsejable que todos aquellos que alguna vez han pensado en presentar algunas de sus fotografías a concurso, se lo pensaran mucho y que leyeran con atención todas aquellas cláusulas que se les presentan en las bases.

Sin saberlo, se está creando un banco fotográfico gratuito para empresas sin escrúpulos, ya que por premios ridículos, consiguen hacerse con una inmensa base de archivos fotográficos.

Éstas, no solo están aprovechándose de la ilusión de muchos fotógrafos aficionados, sino que además se están creando gratis un archivo enorme que pueden usar sin pagar ningún tipo de derechos, ni recompensar a sus anteriores propietarios.
Sin olvidar tampoco los daños colaterales de estos comportamientos.
El principal es que los fotógrafos profesionales ven como pierden trabajos al usar las obras de no profesionales sin ningún tipo de remuneración.
El hecho de no leer con cuidado las bases, solo fomenta que nos roben nuestras obras y a los profesionales su trabajo.

De nosotros depende el seguir participando de este abuso.

*Artículo de Maria Rosa Vila que habla también al respecto, y que es necesario leer para aportar luz a este tema http://enfocant.blogspot.com/2010/10/drets-dautor-laspecte-mes-important.html

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: