Espacio dedicado a la fotografía

Entradas etiquetadas como ‘hiperfocal’

Bracketing: ¿Qué es? ¿En qué consiste esta técnica?


Cuando hablamos de bracketing (también llamado horquillado) nos referimos a una técnica que consiste en tomar varias imágenes de la misma escena, pero variando algunos parámetros.
Podemos variar la exposición, el enfoque, la velocidad de obturación, balance de blancos, apertura del objetivo, etc.

El uso de esta técnica es recomendable cuando no tenemos claros los parámetros adecuados para nuestra fotografía. Un buen ejemplo sucede cuando intentamos hacer una fotografía y los contrastes entre luces y sombras son tan marcados que es imposible mostrar todos los detalles en la misma imagen.
Posteriormente podremos tratar todas estas tomas mediante la técnica  HDR (High Dynamic Range). Con ella fusionaremos las fotografías para que la imagen final contenga más información que cada una de ellas por separado.

La técnica del bracketing la podemos hacer de forma automática o manual.
De forma automática si disponemos de una cámara fotográfica que tenga esta opción. De forma manual si efectuamos “a mano” esas fotografías, variando los parámetros con las opciones de configuración de la cámara.

Cuando lo hacemos de forma automática, activamos una opción de nuestra cámara que realiza una serie de fotografías. Por lo general son tres: una correctamente expuesta, otra subexpuesta y por último una sobreexpuesta.

La combinación de las tres, dará el resultado de una fotografia con mayor información. Habremos conseguido compensar las zonas poco iluminadas de la fotografía y también las que tenían zonas con exceso de luz.

La opción más recomendable es hacerlo de forma automática, ya que al hacerlo de forma manual, y tener que corregir parámetros, corremos el riesgo que al efectuar la fotografía algo de la toma se mueva o modifique mientras cambiamos las opciones de la cámara, y eso arruinaría el resultado final.

A continuación veremos diferentes tipos de bracketing.

Bracketing de exposición (El más conocido y usado).

Este tipo de horquillado consiste en efectuar varias tomas con exposiciones diferentes.
Con ello pretendemos conseguir, como explicamos al inicio del artículo, varías fotografías con diferentes niveles de exposición.
Esta técnica nos permitirá escoger la fotografía que más nos convenza, o bien, si hay luces y sombras extremas, combinarlas mediante HDR para abarcar todo el rango dinámico de la fotografía.

En el caso que ninguna de las tres fotografías nos satisfaciera, tenemos la opción de combinarlas mediante HDR. Existen muchos programas para ello, Photoshop incluido, evidentemente.
Este sería un ejemplo aproximado de como quedarían las anteriores fotografías una vez combinadas:

Bracketing de enfoque

Este horquillado es usado en la fotografía macro.
Con esta técnica se intenta salvar el problema de la reducida profundidad de campo que tienen este tipo de fotografías.

Para practicar este método se han de realizar diferentes tomas variando los planos de enfoque. Con ello conseguimos varias fotografías en que se logra enfocar diferentes puntos de la imagen.
Posteriormente las combinaremos y tendremos una fotografía con una profundidad de campo ampliada.

Veamos otro ejemplo:

Este técnica, a pesar de ser recomendable para fotografía macro, no es para el único tipo que sería aplicable.
Podría ser el caso que necesitemos hacer una toma en que queramos dar igual énfasis a lo que tenemos en primer plano como al fondo. La solución sería exactamente la misma. Haríamos una fotografía de la escena, enfocando lo que tenemos en primer plano, y posteriormente modificaríamos el enfoque para conseguir que el fondo también saliera nítido. Finalizaríamos combinando ambas tomas, y así obtendríamos la imagen deseada.

También nos serviría de guía leer este artículo publicado hace un tiempo “¿Qué es la distancia hiperfocal?“.

Para finalizar, os detallo algunos programas que os servirán para unir vuestras fotografías. Photoshop (CS4 en adelante), CombineZM (gratuito), Helicon Focus (De pago/demo de 30 días), etc.

Bracketing de Flash

Con este tipo de horquillado jugamos con diferentes potencias de nuestro flash (en este caso el flash externo).
Utilizando el flash de relleno conseguimos varias iluminaciones y así podemos escoger la que más nos guste.

Bracketing de Balance de blancos

Y por último, haremos mención al bracketing del balance de blancos.
Para éste, es básico trabajar con nuestras fotografías en RAW. Así al procesar nuestras imágenes lo tendremos francamente fácil haciéndolo con Photoshop o Lightroom.

Al abrir las imágenes en Photoshop veremos como se inicia automáticamente el procesador de archivos RAW (Camera RAW). En la parte superior derecha observamos como tenemos la opción de variar el balance de blancos de nuestra imagen.
Tendremos varias opciones: automático, luz de día, nublado, sombra, tungsteno, fluorescente, flash y a medida.
Ahora tan solo nos queda escoger qué balance nos interesa más, para obtener la fotografía deseada.

Cabe recordar que también podemos cambiar el tipo de balance de blancos dentro de las opciones de configuración de nuestras cámaras. Esta opción sería a la que se refiere el artículo, ya que modificamos los parámetros en la cámara, y no en el postprocesado, como explico aquí, haciéndolo con cualquier editor de fotos en formato RAW.

Para finalizar pondré una misma imagen, pero con diferentes balances de blancos para que podamos comparar el resultado tan distinto que podemos obtener dependiendo de cuál escojamos.

Personalmente prefiero, en este caso, el resultado obtenido con el balance de blancos automático. Ahora tan solo queda probar y experimentar con nuestras fotografías, hasta encontrar el resultado final deseado.

Para finalizar…

Como siempre os comento al finalizar un artículo, tan solo nos queda experimentar, probar, tantear, estudiar e intentar todos estos trucos y tutoriales.
Jugando a prueba/error es como se adquieren los conocimientos necesarios para lograr esa foto que todos buscamos. La fotografía perfecta.

Anuncios

Artículo: ¿Qué es la distancia hiperfocal?


La distancia hiperfocal se podría definir como la distancia de enfoque con la que conseguiremos la máxima profundidad de campo.
Dicho esto, también nos convendría tener claros algunos conceptos que nos ayudaran a asimilar con mayor facilidad la idea general del significado de hiperfocal.

Pensemos, por ejemplo, que mientras más abierto está el diafragma (f/2.8, f/4 …), la curvatura de la lente se capta mucho más y por lo tanto los objetos en primer y último plano, aparecen más desenfocados. Al contrario, cuanto más cerrado el diafragma (f/22, f/32…), menos se capta la curvatura de la lente y más planos enfocados y nítidos se consiguen.

Por lo tanto, lo idoneo para conseguir la máxima profundidad de campo, cuando tenemos dos o más puntos de interés en la misma fotografía, es encontrar la apertura de diafragma intermedia que permita el máximo enfoque y nitidez de ambos planos (eso es la hiperfocal).
Pensemos por ejemplo en fotografiar a una persona con un paisaje de fondo.
Si enfocamos la persona el fondo sale desenfocado, si enfocamos el fondo es la persona la que sale poco nítida.
Es por ello que tenemos que encontrar la forma de encontrar dicha hiperfocal.

Otra forma de denominar la hiperfocal sería: La distancia más corta respecto de la cámara en la que el sujeto o motivo del primer plano se reproduce con nitidez en la imagen cuando también está enfocado el plano situado en el infinito.

Jugando con las aperturas de diafragma y el anillo de enfoque podemos conseguir la máxima profundidad de campo, pero ¿Cómo conseguimos saber dicha distancia?

Hay diferentes formas de conseguir ese dato.
Una de las formas es obtener una tabla correspondiente a nuestra cámara fotográfica y cruzar los datos.
Para ello podemos descargar desde aquí un programa llamado DOFMaster. Este programa te permite hacer una tabla personalizada, dependiendo de tu objetivo y cámara, y poder imprimir los resultados, para así llevarlos contigo cuando salgas a fotografiar.
En el programa, una vez descomprimido e instalado, has de introducir:
-En qué tamaño deseas imprimir el resultado.
-Rango en milímetros de tu objetivo.
-Tipo de medida (metros/pies)
-Rango de distancias focales
-Rango de aperturas de diafragma de tu objetivo.
-Cuántos pasos de diafragma deseas que aparezca en la tabla.
-Circulo de confusión (Aquí dependiendo del tamaño del sensor aplicas unos ejemplos que vienen más abajo. Aunque en la práctica, visitando aquí te sale la cifra que has de poner, buscando tu cámara en toda la lista).

*También podéis descargar el programa desde el servidor donde alojaré los archivos a descargar para el blog. Descárgalo desde aquí.

Una vez hecho todo esto, tan solo hemos de imprimir el resultado y llevarlo con nosotros.
Un ejemplo para una cámara Canon 40D con un objetivo Canon 17-85 mm USM es este:

Encontrar la hiperfocal es sencillo.
Mirando la tabla, si usamos nuestro objetivo a 60mm y la apertura de diafragma usado es f/11, vemos que las lineas se cruzan justo en la cifra de 3 metros.
Por lo tanto sabremos que la zona completamente enfocada sería 1,5 metros (hiperfocal/2) hasta el infinito. Con esos datos conseguiremos una fotografía totalmente nítida.

Un truco muy útil es convertir dicha tabla en una imagen. Luego copiamos la imagen en la tarjeta de memoria de la cámara y la protegemos (buscad en las instrucciones de vuestra cámara cómo hacerlo) para así evitar que sea borrada accidentalmente. De esta forma la tabla siempre irá con nosotros a todas partes.

Otra de las formas, para tener siempre una tabla a mano, sería descargar un programa para nuestro móvil e instalarlo.
Los móviles que aceptan la instalación de aplicaciones JAVA son necesarios para este truco.
Os podéis bajar este programa de aquí.
El programa ha sido cortesía de Javier Cuéllar. De él ha sido la idea de traducirlo, corregirlo y compilarlo.
En este link Javier Cuéllar explica cómo instalarlo y las funciones de dicho programa.
En el enlace también tenéis la posibilidad de descargar el programa.

Y por último, los usuarios del Iphone también tenemos una aplicación (de pago) para conocer la hiperfocal desde nuestro móvil.
El programa es el iFotobacus. La podéis bajar desde la Appel Store y cuesta un dólar (al cambio 79 céntimos de euro).
Con tan solo poner la distancia focal, la apertura de diafragma y la distancia a la que está el sujeto (optativo), obtendremos la hiperfocal, límite cercano enfocado, límite lejano enfocado y la profundidad de campo.
Dentro de la configuración del programa tan solo hemos de poner nuestro modelo de cámara, y los parámetros se adaptarán al instante.

Y eso es todo.
Espero haber explicado claramente el concepto de hiperfocal y como nos ayudará a todos a obtener mejores fotografías, y también deseo que los programas que hay en el artículo os sean de ayuda.

Hasta el siguiente artículo.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: