Espacio dedicado a la fotografía

Entradas etiquetadas como ‘Wild Wonders of Europe’

Entrevista a José B. Ruiz, maestro e icono de la fotografía de naturaleza


Hoy vamos a comenzar una nueva sección en el blog dedicada a entrevistar a reconocidos fotógrafos. El azar podría haber hecho que empezáramos con cualquier fotógrafo, pero la suerte, la gran suerte de este blog, hará que la comencemos con un verdadero maestro de talla internacional.

José B. Ruiz es un afamado fotógrafo español, nacido en Alicante (1966), y especializado en imágenes de naturaleza. Completamente vocacional y autodidacta, su amor por la naturaleza lo ha llevado a ser uno de los más famosos fotógrafos españoles a nivel internacional y a publicar libros sobre el tema que ya son todo un referente en fotografía.
Participa como jurado en múltiples premios internacionales y también ha sido galardonado en muchos concursos de reconocido prestigio.
Ha colaborado en importantes proyectos como “100% NATURAL”, “Wild Wonders of Europe” o “OBJETIVO PURA VIDA”.
No nos extenderemos mucho más en su biografía puesto que eso daría para otro artículo y el objetivo último de esta entrada es conocer al fotógrafo, sus proyectos, anécdotas y las opiniones de este magnífico profesional.
Comencemos.

-Para una persona como usted, amante de la naturaleza y entregado a revelárnosla con sus fotografías, ¿Qué opinión le merece la destrucción sistemática de nuestra riqueza biológica?
Mi compromiso en este tema surgió ya desde mis primeras fotografías, como demuestran los textos que acompañan a las fotos de mis primeros premios en el Wildlife Photographer of the Year en 2003. Es algo que ya pasa de ser indignante, la naturaleza es expoliada con el beneplácito de la política y siempre se antepone la economía a la conservación. No existe en nuestro país una verdadera conservación de la naturaleza y son muchos los ciudadanos que tienen posturas más maduras que la propia administración. El fotógrafo de naturaleza plasma mundos que se extinguen, en nuestra propia inmediatez, sin que seamos conscientes de ello. Muchas especies están en clara regresión y muchos espacios de gran valor se han perdido frente a la especulación, especialmente en la costa.


-Enlazándolo con la anterior pregunta. Un fotógrafo ha de limitarse a ser mero observador de lo que le rodea documentándolo o piensa que su función ha de ir más allá y su pretensión ha de ser la de remover conciencias. Me explico. ¿Fotografiar simplemente la belleza de la naturaleza sin más ambición o utilizar de forma activa esas imágenes para denunciar la destrucción de ésta?
El fotógrafo que solo hace lo que le gusta adopta una postura egoísta, al igual que el que viaja con su cámara por puro placer. Sin embargo, el trabajo comprometido exige que tomemos partido, especialmente cuando se destruye aquello que amamos y que da sentido a nuestra fotografía. Dentro de cada fotógrafo de naturaleza debe haber un conservacionista que se expresa mediante sus imágenes, de una forma inteligente y crítica.

-De esa inmensa y fructífera colección de imágenes recopiladas a través de años de trabajo. ¿Cuál diría usted que ha sido la más difícil o compleja de obtener? Y añadiría, ¿Qué fotografía es la que usted considera que resume mejor su trabajo?
Qué difícil es tener que elegir. Creo que podría ser una diapositiva de cigüeñas en el parque de los Barruecos, en Extremadura, realizada en plena noche. Con ella empecé mi carrera internacional. Y después hay otras más evolucionadas, que buscan una mayor expresión artística, aunque los contenidos sigan siendo la exaltación y admiración por la naturaleza.


-Ahora entremos en aspectos técnicos. A la hora de efectuar sus fotografías, ¿Confía todo en la inspiración e improvisa sobre la marcha o efectúa un proceso creativo previo para no dejar ningún detalle al azar?
Un fotógrafo completo debe ser capaz de tener visiones, imágenes que se propone realizar y que debe hacerlas posible, buscarlas, proporcionar los medios para hacerlas realidad. Pero también debe saber sacarle partido a los hallazgos casuales y repentinos, aprovechar las circunstancias improvisando. Premeditar e improvisar, ambas permiten obtener buenas imágenes.
-Usted ha sido galardonado con los más prestigiosos premios internacionales de fotografía de naturaleza. Entre ellos, por cuatro veces, el Wildlife Photographer of the Year.
Dando por sentado que su obra se basa principalmente en la difusión, por medio de la fotografía, de la naturaleza en todas sus formas, y que se ha visto refrendado por tantos premios ¿Se siente usted como un Félix Rodríguez de la Fuente o un David Attenborough en fotografía? Y por favor, no sea pudoroso en su respuesta.
La verdad es que me ha hecho más ilusión ser jurado en esos concursos que obtener premios en los mismos. Lo primero es suerte con alguna imagen, lo segundo es como un premio a una trayectoria. No me siento a la altura de esos personajes, los tiempos han cambiado y ahora muchas pequeñas iniciativas de muchas personas tienen que suplir la presencia de grandes comunicadores. No son tiempos de oportunidades, sino de dar ejemplo, como lo hace nuestro sector en conjunto.


- Conectándolo con la anterior pregunta, en que comenté sus galardones en el Wildlife Photographer of the Year, y añadiendo que usted también ha participado como jurado. ¿Qué opinión le merece la polémica que se creó a raíz de la descalificación de la fotografía ganadora, en el año 2010, del fotógrafo español José Luis Rodríguez?
Fue un hecho lamentable que desgraciadamente conozco a fondo. Creo que es algo que pudo ser evitado. Se trata de un hecho aislado que ejemplifica cómo el ansia de reconocimiento puede con los principios éticos.
-Existe una corriente conocida como “ONLY RAW” de la que usted es integrante e impulsor. ¿Qué les diría usted a los fotógrafos que no consideran censurable la manipulación/corrección, más allá de los niveles básicos, de sus fotografías? ¿Sería suficiente, con al menos avisar al observador que lo que está mirando ha sido retocado o en ningún caso se debería aceptar?
Se trata de una postura muy personal que debe ser respetada. Mi decisión es la de buscar la credibilidad del expectador dándole a conocer que en las imágenes no hay retoque de ninguna clase. Hay otros autores con mucho mérito artístico que retocan, pero el resultado ya no es una fotografía. Es un debate desde la propia invención de la fotografía que todavía no se ha concluido. Es sencillo, si en una imagen hay retoque debe ser considerada como tal, de la misma forma que hay acuarelas y óleos en pintura. Es una cuestión de mérito y respeto por el espectador. En ambas el mérito artístico puede ser grande, pero no pueden ser llamadas igual.
-Usted ha viajado por todo el mundo fotografiando la naturaleza. ¿A qué país volvería con los ojos cerrados y a cuál no ha ido todavía y que está deseando hacerlo?
No he viajado tanto como se me atribuye, me gusta mucho trabajar en España y aquí mis fotos pueden resultar de utilidad. Regresaría a Namibia. Nunca estuve en Islandia. Debemos pensar que a veces viajar no resulta sostenible, sobre todo si es por capricho.


-La llegada de la era digital ha democratizado el noble arte de la fotografía, entendiendo democratizar como facilitar su acceso al público en general. Por ello hoy en día no es raro ver por la calle a alguien con su réflex o compacta, e incluso fotografiando con sus móviles de alta gama. ¿Cree que esa explosión ha sido beneficiosa para la fotografía o ha traído más perjuicios a causa de su generalización?
Siempre es bueno tener una cantera de fotógrafos en ciernes y que los niños se familiaricen con la fotografía como herramienta y medio de expresión. ¿Cuántas imágenes se hacen cada día? ¿Cuántas recordamos siquiera unos minutos después? Realizar fotografías memorables con asiduidad requiere de formación, como demostraron los maestros clásicos. La producción de miles de imágenes no asegura que haya alguna de elevada calidad.
-De todos es conocida su participación en proyectos fotográficos con gran éxito de público y crítica. ¿Actualmente está inmerso en algún trabajo o hay alguno próximo a presentarse? En todo caso, y extendiendo la pregunta ¿Podremos disfrutar próximamente de algún nuevo libro suyo en nuestras bibliotecas?
El equipo está trabajando en una línea de streaming de 24 horas de fotografía, ahora tratamos de encontrar un espónsor. Hemos abierto hace muy poco fotohurdes.com, una escuela en la comarca de las Hurdes, concretamente en la aldea de Cambroncino. Los primeros cursos acaban de impartirse. Trabajo en el libro que cierra la trilogía formativa de “El fotógrafo en la Naturaleza” y “Composición en fotografía”, así como en pequeños manuales temáticos.
-Cuéntenos alguna anécdota de esas que todos los fotógrafos rememoramos a la primera oportunidad que nos surge con compañeros de profesión. Esas que por muchos años que pasen siempre recordaremos con una sonrisa.
Hay unas cuantas. Algunas son de África, pero las más divertidas son de los cursos de fotografía nocturna, cuando nos encontrábamos de forma fortuita con la Guardia Civil a altas horas de la noche. Imagínate, quince coches a las tres de la mañana en una playa de Cabo Gata. Por más que avisábamos de la actividad y obteníamos los permisos necesarios había alguna patrulla que no estaba al tanto. Por lo general, la sorpresa y tensión que se producía al principio, registro de maleteros incluido, daba paso al posterior humor.


-Debido a la popularización de la fotografía, cada vez hay más personas aficionadas que se deciden a dar el salto ¿Qué consejos le daría a un fotógrafo que se inicia en la profesión y que tiene dudas sobre como hacerlo?
Lo primero es que lo haga sobre seguro, que no arriesgue, pues los tiempos no son los mejores. Mi consejo es que comience fuera con una agencia internacional, enviando imágenes en stock. Después está el sector editorial, las publicaciones, sin descuidar los proyectos propios y la formación. No es un camino fácil, pero si lleno de satisfacciones.
-Brevemente. Sus tres fotógrafos preferidos y que hayan sido un referente al comenzar esta profesión.
A nivel internacional aprendí con John Shaw, “Nick” Nichols y como no, los clásicos: Blossfeldt, Emerson, Haas, etc.
-Y para finalizar. En una entrevista siempre hay una pregunta que hubiéramos deseado que nos hicieran y que al final no nos realizaron. ¿Qué pregunta le habría gustado que le hubiera hecho? Y respóndala, por favor.
Sobre todo una reflexión, la de permanecer unidos en estos tiempos. Desde AEFONA, la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza nos preocupa la solidaridad, la atención a los más jóvenes, la ética, la creación de recursos, el fomento de los autores. Debemos procurar que haya relevo generacional y que los jóvenes fotógrafos tengan ejemplos a seguir.


Pues después de este “tercer grado” me gustaría darle las gracias por su predisposición a participar en la entrevista, y sobre todo por su amabilidad a la hora de contestar todas y cada una de las preguntas.
Muchas gracias.

Página web de José B. Ruiz http://www.josebruiz.com/

Si pensáis en comprar algún libro de José B. Ruiz para conocer mejor su obra y sus fotografías aquí tenéis el enlace http://www.josebruiz.com/libros.htm

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.668 seguidores

%d personas les gusta esto: