Espacio dedicado a la fotografía

Archivo de Autor

1.500.000 visitas


Hoy quiero hacer esta entrada para agradecer a todas y cada una de las personas que han participado en este humilde blog fotográfico. Ya sea comentado, haciendo sugerencias, suscribiéndose, o simplemente entrando a leer alguno de los artículos.

Han sido unos pocos años caminando juntos. Mucho tiempo invertido haciendo tutoriales, buscando información, documentándome, haciendo gráficos para hacer más entendibles los artículos. Pero ha valido la pena por todos aquellos que habéis participado.

Cuando vi que el contador estaba a punto de llegar a la cifra mágica de 1.500.000 visitas supe en seguida como agradecéroslo. De la mejor forma que sé…con fotografías. Así que me puse manos a la obra para hacer un vídeo con algunas de mis fotos. Son una pequeñísima muestra de las decenas de miles hechas durante todos estos años. Hubiera puesto muchísimas más…pero el vídeo hubiera sido interminable.

Este es el vídeo. Espero que os guste.

El encanto de tocar y palpar tus fotografías


Retomamos el blog para hablar de una costumbre que, con el paso de los años, estamos dejando erróneamente de lado. Y me refiero al encanto de ver nuestras fotografías de forma física. Poder palpar el papel, oler las tintas, disfrutar de las diferentes texturas. En definitiva, tener esas fotografías en nuestras manos.

Me he animado a hacer este nuevo artículo gracias a la simpática casualidad que tuve hace unas semanas con la empresa Saal-digital.

Estaba buscando empresas para pedir muestrarios de papel fotográfico, ya que me había animado a “colgar” en mi casa algunas de las fotografías que realizo. Después de navegar por distintas páginas me decidí a pedir el muestrario de Saal-digital, ya que vi que era muy completo y me ofrecía bastantes opciones diferentes.

Lo curioso es que, y aquí viene la casualidad, mientras buscaba el mail de confirmación del envío del muestrario, descubrí en mi correo otro mail en que se me ofrecía la posibilidad de probar uno de sus productos para evaluar y analizar sus características y acabados (sí, soy un poco trasto con el correo y se me traspapeló).

Y aquí viene el artículo donde intentaré hacer un análisis pormenorizado y objetivo de mis impresiones sobre el producto que solicité para evaluar.

Instalación del programa

Después de entrar en la web de Saal-digital, si bajamos al pie de la página podremos ver dos botones donde nos podremos descargar el archivo de instalación (tanto para Windows como para Mac). En el caso de preferir maquetar tu producto desde su página web o si tienes algún tipo de problema de instalación del programa (cosa que me pasó a mi, pero por circunstancias completamente ajenas a Saal-digital) lo puedes hacer desde aquí.
He de decir que el aspecto y orden de los módulos difiere ligeramente entre la versión web a la del programa una vez instalado, pero eso no conlleva ningún tipo de inconveniente.

No perderé mucho tiempo en explicar la instalación del programa puesto que no difiere en nada de cualquier otro. Se ejecuta mediante Adobe Air y en unos minutos tienes todo listo para empezar a configurar el producto deseado.

El producto

En mi caso elegí el fotolibro 42×28 en tapas y páginas interiores en acabado brillante. Lo preferí así ya que mis fotografías, al ser principalmente de Naturaleza, creí que tendrían un aspecto más espectacular.

Al abrir el programa, lo primero que ves son los diferentes productos que puedes elegir

Saal-digital

Una vez escogido el producto (en mi caso el fotolibro), iremos a la siguiente página de configuración donde volveremos a tener varias opciones.

Saal-digital1

Y allí finalmente escogí el fotolibro

Saal-digital2

 

Por último, tenemos la opción de escoger la cantidad de hojas que necesitaremos para completar nuestro fotolibro, así como el acabado de las tapas y del interior del producto por si preferimos brillo o mate.

Saal-digital3

Una vez completada la configuración general del fotolibro, pasamos a lo verdaderamente interesante. Poner nuestras fotografías 🙂

Ahora veréis el aspecto del programa y pasaré a explicar las principales funciones que podréis disfrutar.

Saal-digital4

 

Tenéis dos formas de colocar vuestras fotografías. Usando una serie de plantillas que os aparecerán en la parte derecha del programa, o bien mediante el navegador, arrastrando directamente a la página en la que la queréis colocar.

En la parte superior izquierda os aparece un navegador para que busquéis en vuestro ordenador las carpetas donde archiváis las fotografías que queréis colocar. Abajo las fotografías que tenéis en dicha carpeta.

Una vez arrastrada la fotografía elegida, el programa os da la posibilidad de redimensionarla, colocarla, recortarla, voltearla, etc.
En la parte derecha del programa podréis ver que también nos da la posibilidad de colocarla de forma más exacta introduciendo su posición por coordenadas, su anchura/altura, grados de rotación, etc.
Abajo tenéis un navegador que os indica exactamente en qué página estáis trabajando y a la derecha varios botones que os dan la posibilidad de editar las fotografías con filtros, marcos, rellenos, efectos y máscaras.

Pero no acaban ahí las posibilidades de edición. También si pulsáis en la fotografía con el botón derecho del ratón os aparecerá un menú contextual que os permitirá tener más opciones creativas para personalizar aún mejor vuestro producto.

Saal-digital5

 

Un detalle a tener en cuenta son las guías que podéis usar para una correcta alineación de las fotografías. Ponéis el puntero encima de las “reglas” y sin soltar arrastráis la guía que se crea para que os sirva de referencia al colocar las imágenes. De todas forma el programa también tiene una ayuda que, cuando movéis una imagen, os indica en el momento que se ha alineado con la más cercana.
Y si no fuera suficiente, cuando pulsáis encima de cada fotografía os indica el tamaño y posición relativa, cosa que os permite compararlo con el resto y ver si están correctamente alineadas.

Una recomendación que os podrá agilizar mucho la confección de vuestro producto es que antes de comenzar a maquetar hagáis una selección de las imágenes que pretendéis usar y las coloquéis en una sola carpeta. Eso os restará mucho tiempo buscando entre carpetas y permitirá un uso más fluido y ameno del programa.

Un pequeño aspecto a mejorar sería la realización automática de copias de seguridad mientras confeccionamos el producto deseado. Yo tuve una pequeña incidencia y perdí lo que había hecho hasta ese momento, cosa que hizo que en el posterior intento guardara “a mano” cada vez que hacía alguna modificación.

Una vez acabado mi fotolibro, pasé a repasarlo para ver si había cometido algún error en la colocación de las fotografías. Cosa bastante sencilla si, como he comentado, pulsáis cada imagen para ver su ubicación exacta dentro de la composición.

Si estáis conformes, tan solo queda pulsar el botón del carrito de la compra para que se inicie el proceso de pago.

Saal-digital6

Aunque si el programa encuentra cualquier tipo de problema nos avisará para corregir los defectos en la elaboración de nuestro proyecto, como podemos ver en la parte superior derecha de la siguiente imagen.

Saal-digitial7

Una vez acabado el proceso de elaboración, pasamos a ver un resumen y una vista previa de cómo quedará nuestro fotolibro.

Saal-digital8

Y ahora si, ya tenemos listo todo y podemos proceder al pago.
Éste es un proceso sencillo y ágil. Podemos pagar con nuestras tarjetas de crédito o con Paypal si así lo deseamos.
Primero tendremos que poner nuestros datos de envío y/o facturación (si son diferentes, ya que si son iguales nos será suficiente con solo poner la dirección a la que deseamos que nos llegue el producto). Luego introducimos nuestros datos bancarios y por último, verificamos que toda la información es correcta.
Una vez todo correcto, procedemos al envío de los archivos vía Internet. Si hablamos de muchos megas y nuestra conexión no es del todo rápida, será un proceso tedioso, por eso os recomiendo hacerlo en algún momento en que no tengáis que hacer uso de vuestro pc. En mi caso, a pesar de ser 132 megas, tengo una buena conexión y la subida fue relativamente rápida.
Cabe destacar que si en algún momento hay problemas en la conexión el programa guarda lo subido hasta ese momento y retoma la subida desde el punto en que se quedó.

El envío

En envío es extremadamente rápido. En mi caso envié el proyecto un domingo por la noche. El lunes entró en producción, y el martes ya estaba en proceso de envío.
El envío es mediante DHL y te proporcionan un número de seguimiento para ver, desde su página, en qué punto se encuentra el proceso.
El problema es Correos. DHL traspasa el pedido a Correos y su funcionamiento, al menos en mi zona, deja bastante que desear. De hecho la recepción se demoró casi una semana por culpa de esto.

Pero pasemos al embalaje.

Embalaje

Por suerte el embalaje resistió perfectamente al “manejo”. Aunque si podéis ver, en Correos, se esmeran escribiendo en los paquetes, ya que el bolígrafo “traspasó” el cartón hasta agujerearlo.

1

Por suerte no traspasó hasta el cartón inferior, pero no me quiero imaginar si en Saal-digital no protegieran bien sus envíos. Toda una suerte.

Una vez quitado el primer cartón exterior, nos encontramos con que, no solo va protegido lateralmente sino que tenemos otra capa de cartón de protección.

2

3
Por último, el fotolibro viene protegido en sus cantos con cuatro molduras rígidas para evitar daños en las esquinas y con dos fundas (una semitransparente acolchada y otra en forma de bolsa con pequeños agujeros para que el fotolibro “respire”).

4

5

Y por fin tenemos el producto en nuestras manos.

El fotolibro

Pues ¿Qué decir?
La calidad es espectacular. Tanto los acabados, el tacto de las páginas, los colores vivos, el excelente aspecto del color negro, etc.
Me ha gustado especialmente el brillo del papel usado. Para el tipo de fotografías de Naturaleza que yo hago es especialmente indicado.
El hecho de ser de una anchura de 42 cm, permite colocar una imagen panorámica de 84 cm aprovechando dos hojas correlativas. Imaginad el resultado final. Una brutalidad si te dedicas a fotografía de Naturaleza.
En cuanto a los colores ¡Qué decir! De una calidad, nitidez y contraste soberbios. Es igual que tu ordenador tenga una pantalla retina de 15 millones de píxeles. No vas a poder disfrutar de esos colores con la misma intensidad que con el resultado que te da este fotolibro en concreto.
Lo cierto es que lo recomiendo con toda sinceridad.
Si estás acostumbrado a ver tus fotografías en tu ordenador, no sabes lo que te pierdes por no tenerlas entre tus manos.

Aquí os pongo unas fotos (disculpad por la calidad, pero si queréis verlas bien entrad en mi página de 500px) para que os hagáis una idea del aspecto final del fotolibro. Sencillamente brutal.

6

7

8

9

Mi resumen final

Saal-digital ha conseguido enamorarme. La facilidad en la elaboración de cualquier producto (no solo hice mi fotolibro sino que también simulé la confección de otros productos para comprobar la facilidad o no de su programa), el hecho que puedes optar por elaborar tu proyecto desde su programa o desde su página web, poder maquetar desde InDesign o Photoshop, poder exportar en formato .pdf para comprobar el resultado final, sin marcas de agua (excepto un pequeño e insignificante código en la contraportada que ni se ve), la rapidez de envío, la calidad del acabado final, la gran cantidad de tipos de papel que podemos utilizar*, los precios tan ajustados viendo los acabados tan profesionales, el excelente embalaje, etc, etc.

En definitiva, es una empresa totalmente recomendable.

Solo un pero, que ya apunté anteriormente; creo que sería altamente recomendable implementar dentro del programa un sistema de copia de seguridad automática para que, mientras elaboramos el producto, se fuera guardando. No es nada agradable comenzar un proyecto y a medias suceda un problema (ya sea de conexión, de la red eléctrica, del propio ordenador, etc) que conlleve la pérdida de todo el trabajo.

*También me gustaría hablar un poco del muestrario recibido. Tienen una excelente catálogo para todo tipo de gustos y proyectos.
Personalmente me han encantado el Kodak Professional Endura Metálico de 240 g/m² y el Fujifilm Crystal Archive DP II Professional Flex de 255 g/m².
Tienen muchísimos más acabados. Os recomiendo que solicitéis su catálogo. Cuando lo solicité yo costaba 10€ pero incluía un cupón del mismo importe al realizar un pedido posteriormente. Por lo tanto si hacéis alguna compra, automáticamente podéis descontaros el precio del muestrario.
Si os animáis, aquí tenéis el enlace para solicitarlo https://www.saal-digital.es/servicio/muestrario/

Y nada más. Hasta aquí el nuevo artículo. Espero que os haya sido interesante a todos los lectores del blog.

¿No sabes lo que es un TFCD? Sigue leyendo…hoy tenemos una gran sorpresa.


Hola a todos los lectores del blog.
Por fin volvemos con un nuevo artículo tras un merecido tiempo de descanso y muchos proyectos personales realizados.
No solo trataremos de explicar lo que es TFCD sino que también podremos disfrutar de una extensa e interesante entrevista con uno magnífico fotógrafo, una bellísima modelo y una excelente maquilladora.

Pero bueno…creo que estoy adelantándome y desvelando la sorpresa. Aunque para eso tendrás que leerte todo el artículo.

Comencemos.

¿Qué es un TFCD?

TFCD es un sistema de intercambio entre fotógrafos/as, modelos, maquilladores/as y estilistas en que todas las partes se ponen de acuerdo para realizar una sesión fotográfica. Una sesión que por su esencia es completamente gratuita para todos los integrantes. Gratuita porque nadie paga con dinero pero todos acaban obteniendo un gran beneficio.

Estas sesiones fotográficas de intercambio son muy productivas para todos los integrantes, ya que todos consiguen ampliar su portafolio con una mínima inversión (Se puede realizar una excelente sesión en exteriores con una mínima inversión en maquillaje, vestuario/atrezzo y equipo).

Pero ¿Qué significa TFCD?

TFCD o TFP (Time for Cd o Time for Prints) es la denominación originaria en que se pretendía definir el intercambio, en que el fotógrafo realizaba la sesión, y “pagaba” a la modelo con las imágenes impresas o en un CD.
Con este intercambio el fotógrafo adquiere experiencia y amplía su portafolio, y el resto de integrantes consiguen material para promocionar su trabajo.

Estos intercambios hoy en día están muy popularizados ya que son una buena forma para que el fotógrafo novel adquiera experiencia y  las modelos y maquilladoras puedan mostrar su trabajo. El problema surge cuando aparecen personas que confunden intercambio con “todo gratis”. Es el momento en que nos encontramos con fotógrafos que pretenden hacer una sesión para luego venderla, chicas que solo quieren un book gratis o estilistas que pretenden hacer la sesión para hacerse un catálogo. Es por eso que hay que informarse antes para no llevarse sorpresas desagradables. Eso no es un intercambio.

La forma de evitarlo es redactar un contrato en que quede claro para todas las partes la finalidad de la sesión fotográfica. En dicho contrato debería aparecer los nombres y DNI de todos los integrantes, el uso que hará el fotógrafo de las fotografías realizadas, cantidad de fotos que se proporcionará al resto del equipo y el uso que se le debería dar, etc.

¿Cómo ponerme en contacto con gente interesada en un TFCD?

Hoy en día es sumamente sencillo poder contactar con gente con el mismo interés en realizar una sesión TFCD. Tan solo has de buscar en Facebook y podrás encontrar una gran cantidad de grupos creados para poner en contacto fotógrafos, modelos y maquilladoras. También hay páginas, como Fotoplatino.com o Nosolotop.com donde podrás hacer lo mismo.

Esta ha sido una explicación muy breve sobre lo que es una sesión TFCD y de cómo realizarla. Ahora pasamos a la mejor parte del artículo. La entrevista.
¿Qué mejor forma de entender lo que es un TFCD que hablando con tres de sus protagonistas? Para ello contamos con Jota, Amelie de Lolan y Yadira Black Pearl.

Comencemos con Jota.

-¿Jota, cómo llegaste al mundo de la fotografía?

En realidad la fotografía siempre me ha interesado, no sabría decirte de qué manera he llegado. Recuerdo que de pequeño le robé a mi hermana una máquina de usar y tirar y disparé fotos a la luna con mucho entusiasmo. Mis padres tampoco olvidan las 36 fotos negras con un punto diminuto blanco que tuvieron que revelar jajaja. Luego, hace aproximadamente 6 años me compré una Canon 450D, mi primera réflex, que me descubrió un inmenso abanico de posibilidades mezclado con Photoshop. Con el mundo digital y el ahorro que conlleva en revelado, perdí el miedo a disparar y errar. Así creo que empezó todo.

-¿En qué te inspiras cuando preparas una sesión?

A veces viene sola la inspiración, es así de caprichosa. Ayer mismo, tenía una idea pensada para una sesión de estudio y mientras la maquilladora estaba con la modelo se me ocurrió usar un marco y unas hojas secas que tenía para esa sesión, pero con una intención diferente. Y el resultado inesperado me ha hecho sentir muy orgulloso, la verdad. Otras veces tienes una intención en la sesión y mientras editas te encuentras que: “Caray! A esta modelo le voy a quitar la boca con Photoshop, a ver qué sensación crea” y et voila, ahí tienes la mejor foto de la sesión.

Sesión Jota-Yadira-Amelie

-¿Cuál es tu referente, o referentes, en el mundo de la fotografía?

Me gusta como Chema Madoz gira las ideas de lo cotidiano, soy muy fan del trabajo de Robert Capa y su espectacular trabajo documental en la Guerra Civil Española. Samuel Aranda, un maestro que además somos paisanos, cosa que también acerca un poco jejeje. Alain Perdomo y Rebeca Saray, dos grandes del Photoshop y el retoque de fantasía y por otro lado más cercano José Luís Alcaraz y Damián Blanco también son grandes referentes a quiénes sigo y respeto y tengo el placer de conocer personalmente.

-¿Qué piensas que ha de tener un@  modelo para que la sesión salga perfecta? ¿Qué le pides?

Pues depende del tipo de sesión que se vaya a hacer, pero la relajación y la naturalidad es imprescindible.

Sesión Jota-Yadira-Amelie1

-¿Qué consejos le darías a una modelo inexperta en su primer día?

Que ensaye sus mejores poses frente al espejo, que antes de trabajar con algún fotógrafo se documente de su trabajo para que realmente le pueda servir a ella en su propio portfolio. Que sea selectiva en cuánto el tipo de trabajo que quiere, si de moda, si de fantasía, si interpretación… ¡no todo el mundo vale para todo! Y que no se desanime nunca, que se documente con tutoriales en YouTube y que trabaje duro que los inicios son complicados pero con constancia siempre se obtiene recompensa.

-¿Cuál es la foto que no has hecho aún y que te encantaría hacer?

Tengo ganas de hacer una foto a una pareja besándose apasionadamente medio desnudos bajo la lluvia del barrio gótico. Otra que tengo en mente de hacer es un enorme vestido largo de raso sobre el agua de algún lago con una cascada de fondo… La verdad es que tengo muchas fotos en mente y espero que nunca me falten las ideas!! 🙂

-Sabemos que recientemente inauguraste tu exposición TFC (Time for Crisis) ¿Cómo fue?

Pues muy bien! Esta exposición es precisamente un homenaje al TFCD, trabajos que he ido haciendo estos últimos 6 años. Al parecer las obras gustaron y el ambiente fue muy agradable. Dan ganas de exponer más con tardes así…. Lo de la fiesta de después, mejor no cuento detalles, que pueden haber niños leyendo este blog. Jajaja.

Exposición Time for Crisis

Amelie de Lolan (modelo)

-¿Cuál ha sido la sesión más extraña en la que has participado?

Pues no suelo participar en sesiones que no me convencen o me parecen raras, pero si que me han ofrecido cosas de esas que te dejan con cara de póker de lo raras que son, como una sesión en ropa interior con bolsa de papel en la cabeza, o cosas así.

-¿Qué tipo de fotografías jamás realizarías?

No me gusta la fotografía dark, gótica o sangrienta, no va conmigo.

-¿Cuál es la anécdota más divertida que has tenido en una sesión fotográfica?

Hubo una vez que estuvimos toda una mañana tirando fotos y cuando paramos un momento para verlas, el fotógrafo se dio cuenta que no tenía la tarjeta, tuvimos que volver a empezar desde el principio.

-¿Muchos codazos en la profesión o hay compañerismo?

Hay de todo, están las que venderían a su madre por una sesión, pero por el camino he conocido gente genial y que vale la pena.

-¿Qué tipo de preparación haces antes de una sesión fotográfica?

Depende de la sesión, normalmente me documento, en la gesticulación, poses, expresión.

-¿Con qué fotógrafo consagrado te gustaría trabajar?

Pues con Jota voy a trabajar hoy, así que algún día espero poder hacer algo con Rebeca Saray o Jordi Blancafort.

Yadira Black Pearl (Make up)

-¿Cuánto tiempo puedes dedicar a maquillar a una modelo?

Depende mucho del tipo de maquillaje, por ejemplo, si se trata de un beauty suelo tomarme unos 45-50 minutos, en cambio si se trata de un maquillaje natural para simplemente eliminar brillos con 15-20 minutos sería suficiente. En el aspecto del tiempo siempre se agradece que no te apremien ya que muchas veces llegas a la sesión y no te han dado casi nada de información con lo cual tienes que ir improvisando sobre la marcha.

-¿Maquillajes naturales o extremos?

Mi estilo suele ser extremo, me encantan los maquillajes tétricos, exagerados, o que incluso necesiten efectos especiales. Mi época favorita del año para maquillar es Halloween, ¡cuando llega la hora de sacar las prótesis y la sangre!

-¿Cuál es el maquillaje más original que te han solicitado para una sesión?

Aunque parezca mentira, lo más complicado de maquillar son los niños, que te piden maquillajes inverosímiles o que en ese momento no tienes en la cabeza, o que tal vez ni siquiera conoces. Te piden que les maquilles de tortuga ninja y ¡ahí es cuando quieres que la tierra te trague!

En un adulto lo más original que he hecho ha sido un personaje de un videojuego que me pidieron para un salón del manga y para el que solo tuve unos 30 minutos para maquillar, fue bastante estresante pero el resultado no quedó tan desastroso como me esperaba.

-¿Coordinas con el fotógrafo el tipo de maquillaje según la luz que se use en la sesión, o trabajas con total libertad?

Normalmente suelo ponerme de acuerdo con el fotógrafo y la modelo ya que siempre opino que poniendo nuestros puntos de vista en común se puede llegar a un mejor resultado. Quizás yo tengo una idea, el fotógrafo otra, y la modelo otra y al final te arriesgas a que no crees el estilo que se busca en la sesión. Una vez nos ponemos de acuerdo con lo que queremos entonces si suelo trabajar con bastante libertad.

-¿Alguna vez has practicado el body painting? ¿Qué dificultades presenta?

Si, lo he practicado un par de veces. Hoy en día la tecnología avanza muy rápido y lo que antes hacías con 6 horas de brocha en mano ahora lo haces en 2 y con un aerógrafo. Yo personalmente los dos que hice fueron con pinceles ya que mi economía no me permitía comprarme un kit de aerógrafo y pinturas, así que tanto para mí como para la modelo la dificultad no fue tanto el body painting sino el cansancio y las horas que conlleva. Tienes que estar constantemente en posiciones imposibles para realizar según qué detalles y cada vez tienes que ir con más cuidado de que la modelo no se mueva en según qué posiciones para que el maquillaje no se arruine.

-¿Para ti es un hobby o lo tomas como una oportunidad profesional?

Me gustaría tomármelo como una oportunidad profesional pero en los tiempos que corren es complicado vivir de ello, y en mi caso ya tengo un piso del cual pagar el alquiler y el traer dinero a casa se convierte en lo primero. Actualmente compagino mi trabajo de oficina de Lunes a Viernes con el maquillaje los fines de semana. Apenas descanso pero siendo el maquillaje a lo que realmente me gustaría dedicarme, saco tiempo de donde puedo para ir montando mi página web y mi perfil en las redes sociales.

Para los tres

-¿Volveríais a trabajar juntos? Razonad las respuestas y si es posible criticaos despiadadamente.

Yadira (make up): Sin pensarlo: ¡SI! Hacía tiempo que no me topaba con gente con tan buen rollo a la hora de hacer una sesión. No puedo criticar nada porque me lo pasé genial, ¡no puedo esperar a ver los resultados!

Jota (Fotógrafo): Desde luego! El ambiente fue excepcional y estoy muy contento por los resultados.

Amalia (Modelo): Si, repetiría sin duda, jota es como una veleta, va cambiando y transformando su idea original, y se le van ocurriendo cosas nuevas por el camino, es divertido ver como enloquece. Yadira tiene un talento exclusivo, y ver el proceso de creación de sus maquillajes es una experiencia interesante y divertida.

-¿Sesiones en estudio o exteriores?

Yadira (make up): Por comodidad, estudio, ya que normalmente y siempre hablando respecto al maquillaje, sueles tener tu espejo con tu iluminación y todo suele ser más relajado. En exteriores depende de la ubicación debes maquillar con poca luz, en posiciones más incómodas…

Jota (Fotógrafo): La comodidad del estudio es a tener en cuenta, pero una buena localización te ahorra mucho tiempo en Photoshop y además da un carácter especial a la foto. Así que, pudiendo elegir, me quedo con las dos 😉

Amalia (Modelo): En estudio en invierno, en verano en la piscina, digo en exterior.

-¿Cómo os conocisteis?

Yadira (make up): A través de una red social de intercambios TFCD. Jota buscaba maquilladora para una sesión beauty de otoño y como caía en domingo me pude ofrecer a colaborar con él.

Jota (Fotógrafo): Ídem! 🙂 Además, me gusta organizar las sesiones con un par de semanas de antelación pero esta sesión se organizó en 3 días y tuve la suerte de encontrarme con este grupo de trabajo tan genial. Con Amalia tenía ganas de hacer una sesión, es una amiga en común de Damián Blanco, fotógrafo. La sigo desde hace tiempo en su perfil de modelo y recientemente también de estilista y diseñadora y la verdad es que conocerla ha sido un placer.

Amalia (Modelo): Por el feishbuk

-¿Hay “tercer tiempo” cómo en el rugby? O sea… ¿Os vais a tomar unas cervecitas al acabar la sesión?

Yadira (make up): Normalmente yo no puedo porque al día siguiente tengo que trabajar, o tengo otra sesión. ¡Pero la verdad es que sería lo suyo lo de irse a tomar unas cervezas!

Jota (Fotógrafo): Por favor, ¡sí! Y si puede ser un cuarto tiempo, también! Es tan positivo para el ambiente de trabajo el cortado de antes de la sesión para romper el hielo, como la cervecilla de después para comentar cómo ha ido y qué se puede mejorar para la próxima. Saber si el equipo ha estado cómodo o no… (Aunque esto normalmente ya se ve) y en mi caso, al menos, relajar un poco la cabeza. Acabo agotado mentalmente después de cada sesión.

Amalia (Modelo): Unas cervezas y un pedazo de hamburguesa que nos comimos al acabar que no me la pude terminar de lo grande que era. Las sesiones que acaban así, son el inicio de grandes amistades.

Y hasta aquí la entrevista. Y después de leeros tan solo me queda daros las gracias por vuestra amabilidad para responder al “interrogatorio” y dejar una pequeña muestra del making off de la sesión “Autumn Frame” que con tanto gusto realizasteis.

Muchísimas gracias y un abrazo a los tres.

Making Off

 Making Off1

Making Off2

Making Off3

Vídeo del making-off:


Link directo al resultado final:
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=549300328483396&set=pb.247157975364301.-2207520000.1384881776.&type=3&theater

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=549145975165498&set=pb.247157975364301.-2207520000.1384881776.&type=3&theater

Yadira Black Pearl:
https://www.facebook.com/darkshadowmakeup

Amelie de Lolan:
https://www.facebook.com/ameliedelolan
https://www.facebook.com/SweetAmymodel
https://www.facebook.com/ameliedelolan

Jota:
www.facebook.com/jota.sk.fotografia
www.jotaskfotografia.com

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: